Inglés en el mundo de los negocios.

La empresa también se está regenerando a la hora de desenvolverse con los idiomas en el mundo de los negocios. De tal modo que hoy día conviven una generación de altos ejecutivos con un buen dominio de inglés, otros mandos altos e intermedios con muy pocos conocimientos mientras las nuevas cohortes directivas han logrado interiorizar esta segunda lengua (muchos ya son bilingües), e incluso una tercera.

El inglés es el idioma de los negocios, del comercio, del turismo, del marketing… y ahora también de la acelerada revolución tecnológica. De hecho, un informe de la consultora de Recursos Humanos Ranstad revela que el 80% de las ofertas laborales para perfiles medios y directivos exigen conocimiento de inglés. Ese porcentaje desciende hasta el 23% en el resto de profesionales. «El inglés se ha convertido en un requisito indispensable en todos los sectores productivos. La exigencia de idiomas no va unida estrictamente a un área, sino a un puesto de responsabilidad. En determinados niveles empresariales, el directivo va a tener que relacionarse con compañeros, proveedores o incluso competencia de otros países y el lenguaje estándar suele ser el inglés», explica Begoña Izquierdo, team leader de Randstad Professionals.

En la alta dirección, el cambio generacional tiene muchos matices. «Los menores de 30 años y altos ejecutivos poseen un buen conocimiento de inglés, de 30 a 40 muchos se manejan, pero a partir de 40-45 el nivel es bajo, especialmente a partir de los 50, que no saben», sostiene José Ramón Pin, profesor del IESE Business School. Y es una percepción extendida en todos los expertos consultados por Empresa. Ya en 2012, un Estudio Europeo de Competencia Lingüística elaborado por la UE revelaba que apenas un 25% de los directivos españoles (también de los políticos) disponían de un dominio medio-alto de la lengua de Shakespeare. «Los ejecutivos de cierto nivel son conscientes de sus carencias pero los mandos intermedios no, salvo que por necesidades de su trabajo no tengan más remedio que asumir que deben aprender inglés», explica el profesor.

Perfiles intermedios

«Hoy todos los CEO de nuestro país de empresas relevantes manejan muy bien el inglés e incluso un tercer idioma, no tanto los mandos intermedios», coincide Alfonso Jiménez, presidente del consejo directivo de Madrid de la Asociación Española de Directivos (AED). «La evolución en los últimos 15 años ha sido impresionante —prosigue—. No obstante, todavía se puede mejorar. Este aprendizaje no ha sido fruto del sistema educativo a nivel de los directivos a partir de 35 años, sino a base de un esfuerzo personal o corporativo de las empresas que han dedicado muchos millones de euros a formar a sus equipos», sostiene.

Por sorprendente que parezca, la crisis ha sido un factor favorable para mejorar el nivel de idiomas en la empresa, como explica Carlos Martínez, director general de IMF Business School. «Las compañías se están internacionalizando, han tenido que mirar fuera de nuestras fronteras para superar las visicitudes económicas. La demanda en nuestra escuela de idiomas para directivos ha aumentado. En el 90% de los casos piden inglés y tienen un nivel B1, cuando el nivel medio es B2».

Sin duda, la internacionalización ha supuesto un reto para la empresa. «Cuando las compañías han buscado mercados más allá de Latinoamérica y se han dirigido a Estados Unidos y Asia han tenido muchos problemas con el idioma, sobre todo en la construcción e ingeniería», apunta Andrés Gil-Casares, socio de Russell Reynolds Associates.

Antes los consejos de administración oían a expertos en una traducción simultanéa, pero se pierden detalles. Hoy piden que sepan español

La dificultades se van superando. Ya hay ejecutivos españoles en primera línea en grandes internacionales extranjeras. A la vez, Gil-Casares comenta una nueva tendencia en los consejos de administración de empresas españolas: contratar profesionales extranjeros que hablen inglés y español para cargos de alta responsabilidad. «Se requieren perfiles más internacionales y especializados, con una visión global de lo que está pasando en el mundo, expertos en riesgos, ciberseguridad, nuevas tecnologías, en mercados no latinoamericanos, especialistas en Asia… Antes los consejos de administración oían a estos expertos en una traducción simultánea. Pero se pierden detalles. Hoy piden que sepan español. Así también se compensa la falta de conocimiento de inglés de los consejeros españoles más mayores».

De 30 a 40 años muchos se manejan en inglés, pero a partir de 40-45 el nivel es bajo, especialmente a partir de los 50

Otros idiomas

Sin embargo, ya no basta dominar sólo inglés ni para unos ni para otros. Para tener una proyección en la empresa y un valor añadido es conveniente conocer una tercera lengua. «El alemán ha tirado mucho en los últimos años porque creíamos que Alemania era El Dorado. También el portugués se puso de moda por el aumento de las relaciones comerciales con Brasil», señala Martínez. Sin embargo, ruso, chino, árabe, francés… son opciones en alza.

Fuente: ABC.es

Más de 25 años de trayectoría empresarial nos avalan

Regístrese para recibir la información de nuestros cursos y servicios

Acepto recibir comunicaciones comerciales de esta entidad.