• Mucho más que ir a clase.

    Publicado el 16/04/2015 por en Academia, Crown, Cursos de idiomas

    Como especialistas en la enseñanza de idiomas, nos gusta aconsejar a nuestros alumnos siguiendo nuestra experiencia, de modo que dicho aprendizaje sea, no sólo efectivo, sino también lo más agradable posible.

    Si queremos aprender un idioma extranjero, probablemente lo primero que se nos ocurra sea matricularnos en un centro de idiomas. Y haremos bien. Ponerse en manos de especialistas es siempre la mejor opción. Pero no es lo único que podemos hacer. No podemos dejar toda la responsabilidad en manos de nuestros profesores, por muy buenos que sean en su trabajo. Como mucho, estaremos con ellos tres o cuatro horas por semana –excepto en el caso de cursos intensivos, por supuesto, pero estos constituyen una excepción. ¿Y qué podemos hacer el resto del tiempo? ¿Y si inesperadamente tengo que viajar a un país extranjero por trabajo o estudios y necesito resultados YA mismo? Aquí tienes algunas pautas a seguir que te pueden ser muy útiles:

    1. Aprende las frases básicas

    Seguro que conoces esas guías de conversación que incluyen las frases más utilizadas en un idioma, generalmente para pedir un café, solicitar ayuda buscando una calle o aclararse con el taxista. Crea tu propio guion de frases básicas. Piensa en esas frases que con seguridad vas a necesitar según tus experiencias previas y elabora tu propio “minidiccionario”. Te resultará muy práctico y te proporcionará autoconfianza.

    2. La confianza es lo más importante

    Como recuerdan todos los expertos en idiomas, la falta de confianza en nosotros mismos y nuestras capacidades lingüísticas es el principal escollo que los españoles tenemos a la hora de aprender otras lenguas. Esta inseguridad sólo se cura a base de trabajo y práctica. No hay otro método.

    Si no nos lanzamos a hablar, aunque sea con errores, nunca aprenderemos un idioma. Una lengua se conoce a partir de nuestra interacción con los demás y en un proceso de ensayo y error. El progreso es mucho más lento si nos limitamos a ver películas, leer libros o hacer ejercicios de gramática.

    3. Equivócate

    Durante años, la enseñanza en el inglés en colegios e institutos ha sugerido que el buen conocimiento del idioma consistía en no cometer ningún error: si te equivocabas al conjugar un verbo, estabas suspendido. Y, por el contrario, si eras capaz de acertar a poner la “s” en la tercera persona del singular estabas aprobado, por mucho que pusieses cara de pasmarote a la hora de oír hablar a alguien en otro idioma. Como cada vez más expertos recuerdan, se trata de una visión desacertada: es preferible equivocarnos por intentar comunicarnos que no hacerlo por mantener un excesivo celo. Si lo que queremos es manejarnos en un idioma, primero viene la expresión, y más tarde la gramática. La gente es bastante comprensiva con los errores de los demás, así que no hay que tener miedo: pondrán mucho de su parte para entenderte.

    4. Sumérgete en la cultura

    Conocer una lengua no consiste únicamente en aprender un vocabulario y unas reglas gramaticales, sino también en entender cómo funciona la mente de los hablantes de la misma. Para ello, es importante conocer la cultura de cada lugar (historia, costumbres, música, gastronomía,…) escuchando la radio, viendo sus programas de televisión, leyendo sus libros, de manera que entendamos para qué y en qué contextos se utilizan determinadas expresiones lingüísticas.

    5. Pide “feedback”

    En un grado posterior, es de vital importancia que alguien corrija aquello que hacemos mal y refuerce nuestros aciertos. Por eso no basta con defendernos cuando bajamos al supermercado, sino que debemos buscar a alguien de confianza (como ese desconocido que nos encontramos en un bar de intercambio lingüístico pero que se encuentra en la misma situación que nosotros) o a un profesor que nos ayude a pulir nuestro manejo del idioma cuando ya conocemos los rudimentos básicos. Esta retroalimentación es muy útil especialmente en lo que se refiere a la pronunciación y la gramática.

    Si complementas tus clases con este trabajo personal, notarás que avanzas en el aprendizaje de la lengua con una rapidez y una seguridad que no habías experimentado anteriormente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>